Qué hacer si se produce un síncope o coma en un entrenamiento

Síncope, desmayo

Es la pérdida de la consciencia durante un período de tiempo muy corto y con una recuperación rápida y completa.

  • Puede producirse por emociones intensas, largos períodos de ayunas mantenidos, visiones desagradables, lugares muy calurosos donde estamos muy abrigados, personas que están mucho tiempo de pie sin poder moverse, ejercicio excesivo, miedo, dolor, entre otros. También puede ser resultado de arritmias cardiacas, problemas neurológicos, etc.
  • Usted debe sospecharlo si la víctima sufre una pérdida de conocimiento acompañado de:
  • Sensación de mareo o de sensaciones raras (sonidos lejanos, visión borrosa, hormigueo en las manos u otros similares).
  • Piel pálida, fría y sudorosa (sobre todo en la cara). Caída al suelo por debilidad en las piernas.
  • Es posible que si busca el pulso radial (en la muñeca) no lo encuentre o éste sea débil y lento.
  • Pérdida de tono muscular (los músculos están flojos y sin tensión). Náuseas o dolor de tripa (retortijón).

Qué hacer:

Actúe como en la Lipotimia.

  • Si la víctima no responde, valore su respiración. Si ésta está ausente o es ineficaz (boqueos, escaso movimiento torácico o con poca frecuencia) realice reanimación cardiopulmonar (Ver Reanimación cardiopulmonar)
  • Si la víctima respira, no se recupera pero va respondiendo, colóquela en posición lateral de seguridad.
  • Controle signos vitales y anótelos.
  • Cuando la víctima se haya recuperado por completo, siéntela despacio antes de ponerla de pie y aguarde un rato en esa posición para comprobar que no se repite el mareo o la pérdida de conocimiento.
  • Intente averiguar qué estaba haciendo la víctima (especialmente algún esfuerzo), si ha comido y enfermedades que padezca.
  • Si pudo golpearse al caer, revise en busca de heridas o contusiones, y proceda según la lesión.
  • Cuando lleguen los servicios de emergencias médicas, explíqueles lo que ha sucedido, cuánto tiempo lleva o ha estado en ese estado tanto inconsciente como recuperándose, las medidas realizadas y toda la información que tenga sobre la víctima.

  Qué NO hacer:

Dar de comer ni beber a la víctima hasta que se haya recuperado totalmente, ya que puede atragantarse con mucha facilidad.

Administrar medicamentos.

Permitir que se levante bruscamente.

Coma

 Situación en la que una persona pierde la consciencia de forma severa, profunda y prolongada, no teniendo ninguna respuesta a órdenes verbales ni estímulos dolorosos y con anulación de los reflejos protectores (tos y deglución), pero conservando pulso y respiración. Existen una serie de causas que lo pueden producir, que pueden ser:

  • Debido a un traumatismo en cabeza.
  • Por falta de azúcar en sangre (hipoglucemia).
  • Ingestión de tóxicos (alcohol, drogas o medicamentos). Problemas a nivel cerebral (ICTUS, meningitis, convulsiones).
  • Por falta de oxígeno en el cerebro, patologías derivadas del calor o del frío extremo, etc.

Qué hacer:

  • Mantenga la calma. Controle la situación.
  • Valore la escena por si hay algún peligro.
  • Llame al 112.
  • Sitúe a la víctima en una posición adecuada para valorar los signos vitales.
  • Afloje todas las ropas que le puedan impedir respirar (corbatas, cinturones, pantalones, etc.).
  • Si la víctima respira, colóquela en posición lateral de seguridad, asegurándose, cada poco tiempo, de que sigue respirando.
  • Si la causa fue traumática, tumbe a la víctima boca arriba sujetando la cabeza.
  • Si no respira o su respiración es ineficaz (boqueos, escaso movimiento torácico), prepárese para iniciar maniobras de resucitación.
  • Pregunte a los testigos presentes qué estaba haciendo la víctima anteriormente al suceso, cuándo ha sucedido y si padece alguna enfermedad importante.
  • Explique la situación de la víctima al operador del 112, así como toda la información sobre antecedentes y lo que se encontraba haciendo antes de perder la consciencia.
  • Tape a la víctima para evitar que coja frío, si es preciso. Nunca deje sola a la víctima.
  • Si tuviese alguna herida visible, intente tratarla si sabe, si no, tápela con un paño húmedo.
  • Si la víctima recupera la consciencia, intente averiguar que le ha sucedido.
  • A la llegada de los servicios de emergencias médicas, infórmeles de lo que ha sucedido, cuanto tiempo lleva o ha estado en ese estado tanto inconsciente como recuperándose, de todos los cambios que se hayan producido, antecedentes recogidos y las maniobras realizadas.

  Qué NO hacer:

  • Dar de comer ni beber a la víctima, ya que podría atragantarse.
  • Movilizar a la víctima si la causa fue traumática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *