Desmitificando el miedo

Por Pilar López
.
Hace un tiempo me escribió una chica preguntándome por mi experiencia en el club, llena de miedos, muerta de ganas y me recordó al día en que yo miraba la página de Triboost una y otra vez.

Cuando por segunda vez me preguntaron lo mismo, si estaba contenta, si no estaba muerta de miedo, me planteé escribir este post, sabiendo que ahora tiene aun más valor. Digo que ahora tiene aun más valor porque todavía soy una paquete. No me regañéis por decirlo, que como me dijo un buen amigo «el único paquete es el que no entrena y se queja, tú te esfuerzas como la que más, de paquete nada». Pero así nos entendemos rápido.»Y sin ser buena en ninguna de las tres disciplinas, ¿aun así vas con esas sonrisas?» Lo que me quería preguntar realmente es si una paquete como yo encajaba en un club de triatlón como Triboost.

.

Esa pregunta, ese miedo a no dar la talla o de no ser capaz de aguantar los entrenos repiqueteó en su día mi cabeza una y otra vez, impidiendo abrir la puerta a lo que hoy es «mi huequecito en la vida». Así que escribo esto para los todavía ajenos, miedosos, al igual que lo fui yo en su día.Es difícil explicar a una persona ajena la dinámica de este club. Bastaría con decir «fíate, te va a encantar» y sé que no me estaría equivocando.

.
Muchos llegamos o nos van surgiendo miedos, frustraciones; en el grupo femenino salen más a relucir, en pequeñas charlas post entreno también. Miedo a quedarnos atrás, a no llegar al ritmo, a hacer el ridículo, a que el grupo sea demasiado para mí, a quedarnos solos en bici… y un sinfín de etc.
He encarnado todos y cada uno de ellos… Y el equipo y el míster han disuelto todos y cada uno de ellos.- ¿El equipo? Si ser una paquete tiene algo positivo es que te das cuenta de la calidad humana de la gente que te rodea, al final todo el mundo cuida de ti.
.
Sí, sí, ahora mismo por lo menos la mitad del equipo está sonriendo porque sabéis que me refiero a vosotros. ¿Quién de vosotros no me ha soltado una palabra de ánimo en las series? ¿O me ha esperado en bici o corriendo? ¿O se ha venido en bici conmigo aguantando mi velocidad tortuga para que cogiese confianza? ¿O me ha instado a que me apunte a los planes a pesar de mis miedos? ¿O ha nadado conmigo en el pantano? ¿O me ha aconsejado si esto o aquello? ¿O me ha tranquilizado ante una rabieta por un entreno que no sale como quería? ¿O ante un me da pánico esto, habéis soltado: lo hago contigo? ¿O ha soltado algún chascarrillo de si meto rueda o no? Seguid sonriendo porque muchos os habéis sentido identificados y sabéis que podría seguir así un buen rato.  Os lo pongo a la inversa: ¿quién de vosotros me ha excluido por no llevar el mismo ritmo que vosotros? Silencio rotundo, ¿eh?

.

– ¿El míster? Ay, el míster. En mi caso es el míster y su señora, porque el «relojito suizo» ve un problema e insiste e insiste para que lo hables con tu entrenador, siempre ayudando en la sombra. Podría decir muchas cosas de él, pero me quedaría corta y sin embargo hay dos que no puedo dejar de reseñar:
Su capacidad de detectar un problema y darle solución, que parece que no, pero nos tiene MUY fichados individualmente (del estilo: palmamos generalmente en las series y decide hacer un video tutorial para calmarnos)

Su capacidad de recordar el espíritu del equipo: en esto solo apuntaré lo que me dijo cuando en un momento de crisis se me ocurrió la nefasta idea de entrenar sola hasta mejorar ritmos: «en este club nos hemos juntado personas, con mayúsculas, sin colores, sin niveles… PERSONAS. Y tú ahí tienes mucho que aportar… a 3 o a 7 el mil y que el ritmo NO sea un factor limitante…😒😒😒«

Y aquí, la paquete del club, puede afirmar sin mentir que triboost es una gran fuente de felicidad en mi vida, y que su propio nombre tri-«boost» (en inglés: estimular, promover, elevar, levantar, ayudar…) le hace mucha justicia.

Pilar López

cuando renovar gafas natacion

UN PEQUEÑO GESTO.

En 2019, en el triatlón de Riaza, nos las prometíamos muy felices (véase fotos de ilusión colectiva en épocas pre confinamiento). Lo cierto es que pasamos un gran día, aunque unos mejor que otros. Lo recordaremos por el accidente de Fernando. Yo estaba casi más tenso por él que por mí. Le había visto dedicarle tanto esfuerzo e ilusión que cuando nos deslumbró con su neopreno HUUB pasando calor antes de meterse al agua me puse nervioso por él. Lo que ocurrió después es historia. Historia de TRIBOOST.

Os contaré una historia. Aquel día Fernando no fue el único desgraciado. En la modalidad de half, competía un chico (además de Kike) que se llamaba Victor Arroyo. Tuvo un percance en el segmento de natación: le entró agua en ambos lados de las gafas, no se las quitó ni se las recolocó. Cuando terminó los 1.900 metros estaba prácticamente ciego y con un dolor de ojos insoportable. La explicación que le dieron sus médicos es que el agua dentro de la gafa le hizo un efecto lupa e hizo que los rayos del sol incidieran sobre sus córneas provocándole un daño severo en las mismas.

Como oftalmólogo (aunque ya no me dedique a ello) no daba crédito. Un atleta, que vive el triatlón como algo muy serio, que estaba preparándose para participar en el IRONMAN Hamburgo, doy por sentado que cuenta con equipamiento y material de primera. Algo raro debió ocurrir. Mala suerte nivel Dios.

Después de consultar el caso con compañeros especialistas en óptica, y con especialistas en superficie ocular y córnea, creo que lo que le ocurrió solo se puede explicar si las gafas de natación no estaban en perfecto estado. He buscado bibliografía médica relacionada y no hay ni un solo caso publicado que sea parecido. Contacté con él vía redes sociales para interesarme por el material que usó y valorar sus informes oftalmológicos, con la intención de arrojar luz a este escenario (sólo así podríamos, quizás, evitar otra desgracia similar) pero no tuve suerte y no me respondió.

En mi humilde opinión, lo que ocurrió solo es posible si las gafas estaban arañadas perdiendo la capa de filtros de rayos UVA y UVB.

Una lección de vida que aprendí de Jesús es que “el postureo es importante”. Invertimos en cascos aeros, extensiones más ligeras, roldanas de cerámica, nos gastamos 200 pavos en unas zapas… todo eso lo vemos como algo natural… en cambio… ¿cuántas veces hemos cambiado de gafas de natación en los últimos años? Andrés esta pregunta es retórica, no va para ti.

Un pequeño gesto como renovar las gafas de natación periódicamente no te hará mejorar tu marca pero si te puede ahorrar un disgusto. Todas las gafas (que no sean imitación y de procedencia dudosa) tienen ya su filtro de protección solar incorporado y homologado pero es posible que se deteriore con el tiempo y que desde fuera la gafa no aparente estar dañada.

Aunque también puedes pararte durante la carrera, evacuar el agua de las gafas, y seguir.

Nacho Genol

Oftalmólgo y «El Moisés de Arganzuela»

EL legado de Manu

MANU, AQUÍ TIENES TU LEGADO.

Somos “el legado de Manu”. Y por eso va a ser imposible olvidarte nunca.

Nunca olvidaremos lo que nos has enseñado, nos has apoyado y nos has animado.

Nunca olvidaremos cuando nos has tendido una mano, nos has escuchado y nos has regalado tu cariño.

Nunca olvidaremos cómo te conocimos cada uno de nosotros. Porque eres de las personas que dejan huella al instante de conocerte y que apetece tener cerca. Así fue conmigo y con tantos otros.

Manu.

Amigo. Entrenador. Maestro. Compañero. Socio. Padre. Esposo.

El valor más grande que has tenido es ser una persona BUENA. Con mayúsculas. Buena de verdad. Siempre dispuesto a ceder tu tiempo y tus conocimientos por encima tuya. Daba igual el día y la hora. Ahí estabas para todos.

Sencillamente Manu, eres genial.

Un excelente profesional, humilde, un apasionado de la vida y de la natación, que nos transmitías con verdadera pasión. Difícil superar todo eso.

Cada uno tendremos decenas de historias que contar sobre ti.

Cómo te conocimos, qué nos llamó la atención de ti, qué cosas nos dijiste, anécdotas, viajes, travesías, entrenamientos… Ese día que te decía que “nadabas bien” y te hacía volar.

Somos tu legado.

Nos perderemos años de estar contigo, sin embargo lo que ya nos diste fue mucho.

Hemos sido afortunados de conocerte, de disfrutar con tus clases, tus correcciones, tu sonrisa, tus buenas palabras, tu tranquilidad y sosiego.

Te echaremos mucho de menos maestro.

Gran nadador, gran entrenador, gran amigo, gran persona, gran padre. Has dejado un gran legado y eso está a la altura realmente de pocos. Aquí se ve una parte de ti en todos nosotros. Y de muchísimos más que no están aquí.

Está claro que eras especial y que nos gustará decir con orgullo “ESTO ME LO ENSEÑÓ MANU”.

Te recordaremos con tu sonrisa, tu voz y tu silbato.

Ha sido increíble para todos conocerte.

Gracias por tu paciencia infinita.
Gracias por tus conocimientos.
Gracias por tu tiempo.
Gracias por haber sido tan bueno.

Manu, el hombre que transformaba piedras en peces.

Siempre te recordaremos y te querremos.

Andrés Toledo en nombre de todo TRIBOOST.

Mi opinión de TRIBOOST

No tengo mucha experiencia con clubs de triatlón, de hecho, no tengo mucha experiencia en el mundo del triatlón, soy una novata en toda regla, pero las cosas cuando se ven claras, se ven.

¿Os ha pasado alguna vez tener esa sensación de que cierta persona o lugar te aporta luz, buen rollo y alegría a tus días, y conseguir palpar ese sentimiento de: “menuda suerte tengo de haber coincidido en la vida”? Bueno, pues creo que eso nos pasa a los triboosters con el club (¡o por lo menos a mí!). Cuando las cosas se ven claras, se ven… y Triboost no es sólo un club de triatlón.

Llevaba tiempo pensando en escribir lo que ha supuesto para mí tener el apoyo de este equipo durante los cien días del cautiverio Covid; al final, hablando con unos y otros voy comprobando que es un sentimiento común.

Quería escribir porque hay cosas que no pueden caer en el olvido (un club de triatlón en una pandemia) y porque hay muchas cosas que merecen un reconocimiento público.

La pregunta recurrente que me han hecho todos mis clientes, sabiendo que soy una adicta al deporte y un culo inquieto, ha sido: “Pilar, ¿y tú qué has hecho sin poder hacer todo el deporte que hacías?”, la respuesta fue fácil: “seguir haciéndolo y seguir los entrenos que me marca el club”. Eso me llevó a: ¿Qué hace un club de triatlón en una pandemia? Una mente ajena (mis clientes), lo primero que piensa es que habíamos dejado de entrenar, sin embargo Training Peaks me dice que en cuarentena me he puesto más fuerte que el vinagre.

Son cien días (se dice pronto) de inventar mil maneras para que unos triatletas acostumbrados a no parar fueran capaces de entrenar en casa, sin perder la motivación, sin perder la forma, sin aburrirse y sin hacer locuras. Son muchas las variantes… a eso súmale que no sólo era un confinamiento, sino que el motivo de la cuarentena era un virus que estaba matando a gente.

Sinceramente y con la mano en el corazón os digo que no sé qué hubiese hecho sin el club en esta pandemia y que muchos días el entreno con el equipo (sí, con el equipo, habéis leído bien) fue el mejor momento del día. En una época gris, tengo muy buenos recuerdos amarillos: entrenamientos de fuerza virtuales (con chistes incluidos), vernos las caras cuando no podíamos salir de casa, grupetas de rodillo-zoom, cronos virtuales, palmadas en el rodillo, charlas con el equipo por zoom (con agua o con botellín de cerveza), clínics, vídeos del míster dando ánimos o llamando  a la cordura, entrenamientos distintos cada semana, buenas noticias, newsletters… pero sobre todo muchas risas, mucho buen rollo, mucha alegría en una época difícil. Y por muy novata que sea, pongo la mano en el fuego que eso no lo tienen todos los clubs.

Lo siento, este año me voy a llevar yo el bidón de llorona del año pero necesariamente tengo que daros las gracias a todos. Entré en el equipo hace seis meses y ya tengo el corazón amarillo.

A las mentes pensantes de Triboost por hacer de cada obstáculo una oportunidad, porque se nota que cada paso lo hacéis con cariño pensando en los triboosters, porque hay dedicación, sensatez, esfuerzo, empatía y mucho buen rollo.

A cada tribooster, porque ese “toque especial amarillo” no sale solo, eso no lo hace uno, eso lo logra un equipo. Es llegar el primer día de series y que sin conocerte nadie ya te griten al pasar “¡vamos, Pili!”, el “no te vas a descolgar de la grupeta, aquí somos un equipo”, el “apúntate a la crono aunque vayas al corte, me da igual esperarte, lo importante es que nos riamos”, ese “¿qué tal estás?”, o el “no te preocupes que le digo a un conocido que os cuide bien para que no os perdáis”, o “esto lo solucionamos con una cerveza”,  que los logros de uno sean alegría para todos, esas risas diarias por el chat y un sinfín de etcéteras… En suma, llegar nueva y hacerme sentir en casa, acoger a una novata y hacerme sentir parte de algo muy grande.

Así que gracias EQUIPO porque Triboost aporta luz, buen rollo y alegría a mi vida y a diario le agradezco al universo la suerte de haber caído en un club tan especial como este.

Pilar López-Contreras Cervera

Triboost: inicio temporada 2018

Triboost presenta la temporada 2018

El viernes 19 de enero, en Triboost dimos el pistoletazo de salida a la nueva temporada. Va a hacer ya casi un año desde que empezamos este proyecto tan ilusionante. Podemos decir, sin ningún tipo de duda, que seguimos con la misma ilusión, más, si cabe, al hacer balance de estos primeros meses que nos han dejado una valoración muuuuuy positiva.

A punto de cumplir un añito

Hace ya casí un año de la primera reunión con Carlos Aznar, cómo recordaba él mismo en la presentación. No tardamos en darnos cuenta de que este sería el comienzo de algo más que una gran amistad. Gracias al trabajo de Carlos, podemos presumir de contar con entrenamientos de gran calidad planificados para poder afrontar cualquier reto, por duro que sea, con toda confianza.

Nuestra relación con Manuel Díaz Freire, de Entrenadores Natación Madrid, viene de antes. Llevaba tiempo mejorando nuestras capacidades como nadadores. Nos dio una gran alegría cuando, en septiembre, se convertía, de forma oficial, en entrenador del Club. Así nace Triboost Natación, con la incorporación de muchos buenos amigos y amigas, locos por la natación, con los que hemos ampliado la familia. Con ellos estamos planeando un año movidito de competiciones en piscina y travesías en aguas abiertas para todos los gustos. Seguiremos entrenando en  Duet Sports Francisco Fernández Ochoa  situado al lado del centro comercial Isla Azul, podéis ver los horarios aquí.

Triboost Natación
Triboost natación en el Duet

Fundamental para este comienzo ha sido el apoyo de nuestro patrocinador oficial, el Instituto Oftalmológico Tres Torres que, gracias a la confianza que han tenido en este proyecto deportivo, han hecho que podamos ver el futuro con mayor claridad.

Novedades 2018

Pues así de motivados nos reunimos el otro día, con un montón de novedades para contar. La primera y más obvia, es que estrenamos sitio para reunirnos. Esto surge de la colaboración que hemos iniciado con Luismi y su tienda de ciclismo FitBike Madrid.  No es una tienda al uso, está encaminada a ser un espacio por y para deportistas, dándole un carácter muchos más social y familiar. Así, Fitbike se convierte en el lugar donde nos reuniremos más de una vez y donde se llevó a cabo la presentación.

Espacio Fitbike
Presentación en Fitbike Madrid

Otra de las novedades para esta temporada, es que contaremos con los cuidados del fisioterapeuta Israel González de la clínica de fisioterapia Baños de Montemayor en Madrid.  Un pope en su campo, cuenta con una gran experiencia en la prevención y readaptación de lesiones del deportista, y colabora con la Federación Nacional de Natación de Aguas abiertas. Estáis en buenas manos.

Para este año, queremos ofrecer entrenamientos específicos y supervisados de carrera. Próximamente, concretaremos más esta cuestión, pero como adelanto, os podemos decir que dentro de nada tendremos un entrenador o entrenadora que nos acompañará en las salidas de runnig para darnos cañita, sobre todo en cuestiones técnicas.

Bueno… ya tenemos planificada parte de las competiciones de esta temporada, podeis ver el calendario colgado en nuestra web, y es que ya no queda nada para esa meta que nos pusimos hace un año, el 8 de julio tenemos una cita en el Ironman de Vitoria, donde vamos a ir a pasarlo en grande.

Pues sí, comenzamos el año 2018!!!!  Prometemos millones de brazadas, pedaladas y zancadas, y lo mejor de todo, siempre en la mejor de las compañías.

Es el momento de unirte a nuestro grupo de deportistas para disfrutar con los entrenamiento conjuntos y pasarlo bien en las competiciones. ¿A qué esperas? Aquí tienes toda la información:  http://www.triboost.club/unete/

¡ARRANCAMOS TRIBOOST 2018!